domingo, 4 de octubre de 2015

Clásicos que siguen reinando

Dicen que los clásicos nunca mueren pero si hablamos de pizzerías en la elección de los porteños y bonaerenses, deberíamos decir que, además, siguen reinando. Es al menos lo que confirma una reciente encuesta de consumo realizada por la Universidad Nacional de Avellaneda, que con el 33,3% de los votos, consagra a El Cuartito, histórica pizzería del micro centro porteño, en lo más alto de las preferencias.
Lós mas de 80 años de existencia de la ya mítica pizzería porteña sotienen su reinado, que sin publicidad, ni campañas de difusión, ofertas o descuentos promocionales ha logrado instalarse en el corazón de todos los amantes de la buena pizza. Porque eso si, lo que nunca abandonó en todos estos años es la calidad de su materia prima y la excelencia en su preparación.
De hecho, pareciera que la preferencia de las mayorias, si hablamos de pizza, requiere de años de experiencia y una alta calidad de su producto. Si repasamos los datos de la encuesta podremos confirmarlo.
El segundo lugar se lo disputan con un 20 % de los votos nada menos que La Americana y Kentucky, ambas dispensan presentación para cualquier conocedor del tema. El tercer lugar es otro empate entre clásicos, con el 13,3 % El Fortín y La Rey, no deja duda del refinado gusto por la pizza en nuestro país.



lunes, 24 de noviembre de 2008

Entrevista a Martín Hernández

Martín Hernández tiene 44 años y es músico. Estudió Publicidad pero desde muy chico agarró la guitarra y desde ese entonces no la dejó. Hoy tiene la banda con la que soñó, Martín H Quinteto, y a pesar de tener un trabajo que lo mantiene se dedica casi exclusivamente a su música. Mientras ceba mates desde la silla de su casa sostiene su guitarra y tararea algo que compuso hoy por la mañana.


Empezaste a tocar la guitarra a los 6 años y hoy a los 44 lo seguís haciendo. ¿Te arrepentiste de haber elegido una carrera relacionada con la música?

El tema de la música fue la verdadera vocación en mi vida., sin embargo en mi época era diferente y uno tenía que estudiar para ganar plata. Hoy eso cambia con la historia y con los hijos de uno es diferente.
Yo estoy arrepentido de haber estudiado lo que estudié porque no me sirvió de nada. Tengo una carrera terciaria, soy publicista, y lo estudie para decirle a mis padres, miren, acá estudie, acá tengo mi título. Y me arrepiento porque nunca fue lo que realmente quise estudiar. Si pudiera volver para atrás elegiría y estudiaría música, que es mi verdadera vocación.


Cuando decidiste ir a estudiar a Buenos Aires y te casaste ¿qué fue lo que cambió en tu vida musical?

Cuando me casé cambió un poco mi situación porque obviamente le di más bola a mi matrimonio y a mi familia. Pero nunca deje de tocar la guitarra, nunca deje de componer. Creo que soy un compositor antes que músico, me encanta componer y vivo de eso. Compongo diariamente y por ahí algún tema trasciende y otro no, pero compongo permanentemente.


En los ritmos y canciones que compones se nota una gran influencia de la música brasilera, ¿Porqué?

Prefiero los ritmos brasileros porque escuche mucho de esa música durante toda mi vida. Los temas que canto cuando toco como solista generalmente son brasileros, pero con mi banda actual comenzamos a hacer jazz y funk, además de brasilero. Creo que todo tiene una influencia y yo me identifico totalmente con la música brasilera, tanto como el jazz o el funk y es algo que me nace naturalmente. Simplemente agarro la guitarra y lo primero que hago es tocar zamba o bossa,

Sin embargo durante mucho tiempo acompañaste a Fernando Pisano tocando otro tipo de canciones…

Si, pero lo de Fernando es un tema aparte. Lo acompañé durante muchos años porque nací y me crié con él, y porque considero que es un gran artista. Hace un tiempo dejé de acompañarlo porque tenía ganas de dedicarme por completo a mis temas, a mi música y a mi banda. Musicalmente Fernando tuvo, tiene y tendrá un peso muy importante en mi carrera musical porque es un gran músico. Compartí momentos muy lindos, como cuando fui a Cosquín con él, y fue una experiencia impresionante. Pero a pesar de que hubo una gran comunión entre nosotros me decidí por lo mío

Grabaste ya cuatro de tus temas con la banda, ¿tenés pensado apostar a algo más grande?

Todo músico tiene una meta. No me imagino tocando en un Gran Rex o en un Ópera, pero sin embargo si me veo tocando y siendo un referente de mi ciudad.
Con mi banda tenemos un éxito importante pero a nivel chico, a nivel ciudad. Ya grabamos esos 4 temas en un estudio muy chiquito de acá, pero la idea es grabar a nivel banda en un estudio más grande.

En tus últimos shows la cantidad de espectadores creció comparado a años anteriores, ¿Sentís que tenés mayor difusión en tu ciudad?

Si, y eso se logra con un equipo de personas que me ayudaron desde el principio sin cobrar un peso. Pero además, la gente te apoya y te trasmite cosas lindas, alentándote a ir por más.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Una tarde de museo



















En el Palais de Glace, a pocos pasos de la porteña Plaza Francia, tiene lugar como todos los años el Salón Nacional de Artes Visuales, el concurso más importante a nivel nacional de artes plásticas, que incluye las disciplinas pintura, escultura, grabado, dibujo, fotografía, cerámica, arte textil y nuevos soportes e instalaciones.

Los dos pisos del Palais de Glace, que antaño supo ser una pista de patinaje sobre hielo y donde el mismísimo Carlos Gardel tuvo una disputa que terminó con un balazo en un pulmón, actualmente exhiben las muestras de escultura y dibujo, que se pueden visitar en forma gratuita.


Con una mayor participación de artistas de todos los rincones del país, el jurado se encargó de elegir a los ganadores de cada disciplina, que se llevaron premios de entre $20.000 y 3.500 pesos, sumas mucho mayores a las de años anteriores, en un intento por mantener el prestigio del certamen y fomentar la creación artística.



















En la planta baja el visitante se encontrará con la sección de escultura. Las obras abarcan diferentes estilos y técnicas. Desde lo abstracto, pasando por interesantes trabajos en madera, un tenedor gigante enroscando fideos, y las más diversas aplicaciones de materiales como el acero, aluminio o metal. El primer premio fue para Armando Ramaglia.



















Escaleras arriba, tiene lugar la parte de dibujo. Obras realizadas en lápiz, en tinta china sobre papel, en grafito sobre tela o técnicas combinadas sobre lienzo, repasan temáticas tan disímiles como interesantes: la mujer, el espacio urbano, los policiales, el poder, lo erótico y hasta el grotesco. En este caso el máximo galardón se lo llevó Alejandro Boim


Texto, imágenes y video "Una recorrida por la muestra de dibujo": Martín Sacán




Pavlovsky, sin brumas

Con motivo del estreno de otra de sus creaciones, Solo brumas (ver ficha técnica abajo), hablamos con unos de los referentes de la dramaturgia argentina, Eduardo "Tato" Pavlovsky. El arte, la política y la ética del cuerpo en la voz y reflexión de este ecléctico personaje, que además de escritor y actor es médico, y un reconocido psicoanalista latinoamericano.





FICHA TECNICA
Solo brumas
Autor: Eduardo Pavlovsky

Este nuevo texto de Eduardo Pavlovsky, estrenado en el Centro Cultural de la Cooperación en 2008 con dirección de Norman Briski, parte de una investigación sobre los aberrantes índices de mortandad infantil y miseria en la Argentina para elaborar una parábola teatral sobre las nuevas formas que asume la subjetividad del "monstruo cotidiano", que Pavlovsky viene investigando desde "El señor Galindez" y "Telarañas" en la década del setenta.
Teatro de "cross a la mandíbula", Solo brumas demuestra la vigencia poética y política del arte de Pavlovsky, maestro de la escena nacional.
Se publica en su nueva versión, con un monólogo inédito.

Centro Cultural de la Cooperación
Av. Corrientes 1543
Ciudad de Buenos Aires
Informes: (011) 5077-8000
Boletería: (011) 5077-8077


Sepa más sobre Eduardo Pavlovsky